viernes, 24 de febrero de 2012

El desastre ambiental que viene por el litio



" Algunas de estas empresas están pensando en utilizar entre 600 y 1000 hectáreas de superficie de evaporación, lo cual cambia las condiciones ambientales en una proporción importante en sistemas donde el agua es crítica, en sistemas frágiles como son las salinas. Así que también habría que ver de ajustar un poquito la tecnología de explotación para que sea más amigable con el ambiente y sobre todo que estén disponibles todos los recursos necesarios para mitigar cualquier situación de emergencia que se pueda producir y que al final, tiene que quedar la situación ambiental de la mejor manera posible, porque estos son emprendimientos que empiezan y terminan, porque son recursos no renovables."
Licenciado Rodolfo Tecchi, miembro del Directorio de la Agencia Nacional de Promoción Científica.

Para hablar con precisión, el agua que la explotación de litio de una sola de las mineras (Sales de Jujuy S.A) realizaría sin control, por una producción inicial de 20.000 toneladas de carbonato de litio es el equivalente anualizado a un lago de 1.000 hectáreas y 15 metros de profundidad. Un acueducto básico se puede bajar fácilmente hasta los pueblos. No obstante en los estudios de impacto ambiental a los que hemos tenido acceso, no aparece mencionada esta problemática. Es como si no existiera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada